martes, 17 de mayo de 2011

PENSAMIENTOS DE TODO UN DIA

De esos días en los que lo único que te apetece es meterte en la cama y ponerte la música a tope y dejar de pensar por un instante. Dejar que el tiempo pase. Olvidar todo lo que te preocupa. Concentrarte en el ritmo de tu canción favorita, en su letra.Concentrarte en sus acordes. Recordarlos de memoria o incluso inventártelos.

El malestar y la estupidez que te embarga cuando te das cuenta de que todo el mundo te ignora y no sabes por qué. O quizá sí que lo sabes, pero intentas convencerte a ti misma de que estas equivocada.

Pagaría por ver mi propia cara al caer en la cuenta de que soy totalmente inútil e invisible.

Quiéreme cuando menos lo merezca porque es cuando más lo necesito. No muestres piedad, pues ninguna has de recibir. Intenté inútilmente ser perfecta, mas me fue imposible.

En el camino perdí amigos, de los cuáles algunos se llevaron partes de mi alma al marcharse.Dejando huecos difíciles de llenar.

Me marcharé. Me marcharé para no volver. Allí donde las montañas se unen con el mar. Buscando a alguien con quien compartir mi soledad.

Lejos de la multitud y de todos aquellos que me hicieron sufrir por culpa de su enorme egoísmo que, gracias a mi gran corazón, no hacia mas que crecer.

Vaya mierda de vida que llevo ultima mente: sin comer, sin dormir. Solo leer. Pero tienes que comprender que esa es la única manera de sentirme agusto, en mi mundo imaginario. En mi Wonderland.

Y lo mejor de todo es que soy invisible solo cuando ellos quieren. Bien que me buscan cuando les hago falta o quieren algo de mi. No me puedo creer lo ciega que he estado, no me puedo creer lo tonta que he sido por no darme cuenta de que me estaban utilizando.

Ayúdame. Por favor. Sálvame del infierno en el que se ha convertido mi vida. Dime que soy buena persona. Dime que ellos no llevan razón. Dime que me quieres. Miénteme aunque sea una sola vez. Dime que siempre vas a estar ahí. Ayudame a sacar todo mi miedo.